TENEMOS UNA MISIÓN DE VIDA?

TENEMOS UNA MISIÓN DE VIDA?

MISIÓN Y PROPÓSITO DIVINO

 

Nuestra misión se sintoniza con “ser feliz”

 

Aprender a sintonizar con nosotros mismos y con la coherencia de nuestra alma nos lleva a un solo resultado : darnos nuestra propia felicidad.

 

A eso hace referencia nuestra misión de vida en un termino tan general y complejo a la vez. A veces lo sentimos tan lejos y  tan grande que nuestra misma falta de autoestima nos lleva a verlo obvio y superfluo como una forma de protección para evitar todo el trabajo personal al que estamos llamados.

 

Cuando tú decides que quieres ser feliz, empiezas a cuestionarte muchas situaciones de tu vida; tu trabajo, tu pareja, tu familia, la ciudad en donde vives, tu salud y estilo de vida, tus sueños e intereses empiezan a abarcar un espacio más continuo en tus pensamientos y una sensación de vacío que te invita a encontrar aquello que crees le hace falta a tu vida.

 

Esto no es más que el llamado de nuestra alma invitándonos a acercarnos a nuestro propósito y cumplir nuestra misión. Nuestra misión, si bien es algo que creemos está relacionado con algo que tenemos que hacer, tener o manifestar en el exterior, es más bien un viaje hacia el reconocimiento de nosotros mismos en un campo más profundo que el material y conectar con la responsabilidad de hacernos felices y, esa felicidad se manifiesta inmediatamente en nuestras vidas en cuanto conectamos con nuestra misión.

 

Cuando digo un viaje hacia adentro, se trata de conocernos y saber qué es eso que nos ilumina el rostro cuando lo imaginamos y que no tiene nada que ver con lo finito o externo, sino con algo que hay y existe en nuestro corazón que nos permitirá sanar y ayudar a otros a sanar al poder compartir nuestros dones y virtudes.

 

En el campo material  – afuera –  toma su tiempo y muchos cambios por los cuales tenemos que pasar dejando muchas cosas, lugares y personas atrás y, también abriéndonos y siendo receptivos a todo lo que ha de venir para poder ver esta misión manifestada ya sea en forma de nuestro trabajo o la que hayamos encontrado para compartir estos dones de los que ahora somos dueños al haber elegido retomar nuestro poder personal, el poder sobre nosotros mismos.

En el.mundo del espíritu  – adentro –  la manifestación es más inmediata, es aquel estado de felicidad con el que logramos conectar, sin importar y sin se víctimas de algo externo y ajeno a nosotros (personas, lugares, situación, cosas etc) . El mundo del espíritu se escapa del tiempo y por tanto al conectar con nuestra misión y al convertirla en el propósito de nuestra vida, la felicidad adviene de inmediato, nuestra energía entra en un estado de vibración tan alto que empieza a fortalecerse y una vez se haya fortalecido, limpiado y nosotros nos hayamos hecho conscientes de nuestro poder , entonces abrirnos la vasija para contener todo lo que podemos manifestar en el mundo de la forma.

 

Me decían mis guías y es algo que me abrió la mente por completo en cuanto al tema de manifestación, prosperidad y abundancia.

 

Dicen:

¿Estás lista para sostener energéticamente todo las cosas que estás pidiendo?  ¿Y en realidad todo lo que mereces?  QUE ES MUCHO MÁS DE LO QUE IMAGINAS.

 

Está es una invitación a recordar que SÍ tenemos una misión y que no es una obligación, pues cada uno de nosotros posee libre albedrío y ha de elegir y recorrer su propio camino, el que ha elegido. Más nuestra misión es un llamado a la plenitud, el bienestar y la felicidad. A VIVIR EN CONEXIÓN.

 

 

¿MISIÓN Y PROPÓSITO DE VIDA ES LO MISMO?

Al principio, nuestro propósito de vida empieza por se encontrar esa misión, llenar ese vacío (visto desde el término de la mente) esta misma sensación puede conducirnos a perdernos de nuestra misión por el mismo hecho de creer que algo nos falta o que algo anda mal; más al final, todos, unos más rápido que otros, pero todos, y aunque hayamos recorrido un largo camino de tropiezos, lograremos conectar con esa misión de una u otra forma.

 

Lo rico sería que lo logremos pronto para que luego, nuestro propósito sea cumplir esa misión y disfrutarla.

Cumplir nuestros sueños y disfrutarlos

Disfrutar de nuestra abundancia (dones, virtudes, bienes materiales) y compartirla.

 

CONECTAR CON NUESTRA MISIÓN

Conectar con nuestra misión no es complicado y tampoco es solo para algunos pocos. Es un derecho divino de todos y para todos, pues el universo es una energía abundante y amorosa y nosotros también.

Conectar con nuestra misión es reconocer quién somos realmente y empezar el viaje hacia ese re-encuentro

Todo está a la distancia de decirNOS Si . SI a nosotros mismos. Y si al universo. Y de esta forma todo empieza a llegar. Los maestros, los.libros, las enseñanzas , los cursos, las prácticas

Lo importante es mantener esa conexión y no subestimar las señales del camino. Pues las señales , a diferencia de lo que muchos creen, no son grandes trompetas saliendo de un cielo que se abre. Son sutiles , amorosas, humildes y llenas de gracia y luz.

 

CONECTA CON TU MISIÓN Y PROPÓSITO DIVINO CON LA AYUDA DE LOS ÁNGELES Y ÁRCANGELES

AGENDA TU CONSULTA

Leave your comment

Login

Lost your password?