Y ASÍ FUE MI 2018 GRATITUD

Y ASÍ FUE MI 2018 GRATITUD

Quiero empezar este escrito diciendo que a veces, toda la oscuridad que vemos y que parece no haber luz, es toda la tierra en la que, como semillas, estamos echando raíces para luego poder asomar nuestros primeros brotes al sol.  Con amor y gratitud al universo, Diana Bernal.

 

Quiero contarles que mi año empezó estrenándome como madre, lo cual me llevó a re-plantearme todo lo que había querido y todo lo que estaba haciendo.
Aunque me he entregado totalmente a mi bebé y aparentemente todo mi día es de él, he comprobado que el tiempo y el dinero son valores que se pueden cambiar, expandir, contraer, de acuerdo a nuestras
necesidades.

 

Este año ha sido de profunda transformación personal:

 

1. Mi práctica de yoga cambió completamente. El sentir mi cuerpo en una reconstrucción completa después del parto, me invitó a sanarme, no solo físicamente, sino también muchas memorias de dolor que había acumulado y también el re-encuentro con la esencia femenina. Abrió mi mente a entender que no podemos ni debemos encasillarnos o etiquetarnos en algo, somos seres cambiantes, la vida es cambiante, nuestra misión es cambiante.

 

2. Lancé un nuevo sitio web: www.yogacondianabernal.com con ánimos de compartirles a través del blog mis experiencias, pero también quería empezar nuevos proyectos con todo lo que iba aprendiendo. Pero, al entregarme por completo a mi corazón, este me llevaría a ir transformándolo todo. Quería que solo fuese de yoga y por eso el nombre, sin embargo el yoga me llevó a encontrarte y a expandirme y hoy es todo sobre espiritualidad y bienestar, lo que yo soy.

 

3. Como parte de conocer cosas nuevas, leí 5 libros de temas nuevos para mi, de todo lo que mi ser iba sintiendo afinidad y curiosidad. Dicen que leer un libro no basta para cambiarte la vida, yo digo que SÍ.

Sé que 5 libros no son nada para muchos, para mi lo fueron todo en medio de la lactancia, el trasnocho, las crisis de crecimiento y cada nueva etapa en el primer año de un bebé.

 

4. Tenía desde el 2016 lanzar una escuela on-line y este año vio la luz  Ahora está activa El Camino de la Espiral, mi escuela online de espiritualidad femenina para mujeres que quieren transformar su vida y conectar con su poder personal.

En el 2016 tenía todo el tiempo y libertad que no vi y que quizá no era el momento, de largos trasnochos nació este hermoso proyecto.

 

5. Le dí el SÍ al llamado de mi alma y en octubre de este año quise contar un poco más mi experiencia con lo ángeles y, desde ese día, desde que escribí el primer e-book “Vivir en Conexión” (disponible gratis en mi página) los regalos, sorpresas y una profunda sanación no se hizo esperar. Empecé a canalizar mensajes con mayor certeza y claridad y para eso muchos guías de luz llegaron a mi para guiarme en mi propio proceso de sanación y así ayudar a otros también a conectar con su auto-sanación.

 

6. De aquí nacieron las terapias Luz Cristal , terapias con la guía de los ángeles para ayudar a conectar a las personas con su esencia de infinito amor, confianza y bienestar. Y las personas han ido llegando y ya no recuerdo cuántas terapias voy realizando 

 

7. Solo han pasado un poco más de dos meses desde entonces y vuelvo y reitero que este camino es lo mejor, cuando conectas con el espacio de infinitas posibilidades no hay que esperar más en tiempo y espacio, únicamente alinearse y sentir que no estás solo, abrirse a recibir ayuda.

 

8. Todo esto me llevó a lo que ahora estoy haciendo, acabo de terminar el curso de sanación cuántica angelical y estoy en la certificación de practicante de sanación angelical.

 

9. Este domingo se realiza la primera versión del Templo de las Diosas, mi primer saltito a hablar y compartir el tema de abundancia que es parte de mi llamado….

 

10. Y todo lo que viene¡ gracias, gracias, gracias

 

11. Si, he llorado, he reído, he gritado, renegado, sentir que he sufrido, que el mundo se me viene encima y que ya no puedo más, pero hay una luz dentro de mi que sabe quien soy y a la que siempre puedo regresar, sonreír y sentirme en paz.

Gracias a todos ustedes, porque también lo han hecho posible. Namasté.

 

Leave your comment

Login

Lost your password?