EMPRENDER DESDE EL ALMA

EMPRENDER DESDE EL ALMA

Un escrito para soñadores, rebeldes, pero sobretodos, fieles a si mismos.

Hola, hoy les escribo este blog a todos ustedes que me leen desde algún lugar que no conozco y mientras me inspiro para crear la página de presentación de la Escuela Online de Espiritualidad Práctica El Camino de la Espiral que abrirá sus inscripciones en el mes de mayo.

Hoy me he dado cuenta que efectivamente me he convertido en una emprendedora y me encanta.

Emprender no solo hace referencia a crear tu propio negocio, sino que hace referencia a usar tu energía creativa, a poner en marcha tus recursos para siempre darte una nueva oportunidad, una nueva oportunidad de vivir una vida a tu medida y bajo tus propios términos.

Empecé sin saber mucho sobre negocios, pero si mucho sobre espiritualidad y, después de todo, ¿qué es lo que somos? Somos esencia manifestándose a través de la forma, todo emprendimiento es un deseo del ALMA.

Todo lo que practico: yoga, meditación, alimentación, ángeles, oráculos me ha llevado a un autoconocimiento, a descubrir mis propias limitaciones, así como todo mi potencial de manifestación y creación. Y he usado todas estas herramientas como la base de mi emprendimiento.

Cada vez que quiero lanzar un taller, un curso o como este momento cuando al fin me decido por empezar mi propio negocio digital (se siente tan bien decirlo =) ) MI PROPIO NEGOCIO DIGITAL.

He tenido que enfrentarme a muchos miedos, creencias y no solo lo que dice mi mente, sino también las que atraigo a través de diferentes personas que me muestran con su realidad que tal vez esto no es posible. Y estoy segura que a muchos nos pasa y no solo se trata de si quieres tener tu propia empresa, tal vez quieras emprender un viaje, una nueva relación, la maternidad, un nuevo hobbie o arte, un nuevo estilo de vida etc…Siempre estamos expuestos a nosotros mismos y al mundo y para que ese proyecto salga a flote necesita de ti en tu máximo potencial. Conectada, alineada, pensando positivo, sintiendo y vibrando en amor y compasiva para cuando sientas que ya no das más o que tal vez es hora de tirar de la toalla.

Yo me he enfrentado a todo esto cada segundo de mi vida, desde el día en que elegí ir contra corriente, desde el día en que elegí empezar ese viaje hacia el interior de mi alma y seguir su llamado.

Yo me enfrente a “traicionar mi tribu” , mi casa,  mi familia y mis padres, el día que elegí cambiar mi estilo de alimentación, el día que elegí irme de casa por seguir mis sueños, el día que elegí romper con votos de pobreza para abrirme a vivir una vida con mayor  libertad financiera.

Siento que ese es el primer reto que enfrentamos al momento de emprender la co-creación de nuestra propia vida y, para lograrlo, ahí estuvieron todas las prácticas espirituales que ya había aprendido; para fortalecerme, para inspirarme, para mostrarme mi camino.

Y de ahí en adelante siempre recuerdo que YO, soy mi mayor recurso y mi mayor valor.

Hoy quiero hablarte a ti que estás del otro lado de la pantalla y a mi también para recordarme siempre esto. Hoy quiero decirte que todo emprendimiento que SIENTAS LAS GANAS DE REALIZAR, debe tener una base firme y, esa base firme eres tú, y ¿cómo haces tú para fortalecerte?, conociéndote en toda tu extensión, con herramientas que apoyen tu viaje de autodescubrimiento y transformación, más conocidas como: LA PRÁCTICA ESPIRITUAL, que más tarde será tu propio camino. Nada separado de nada, todo lo que hagas una manifestación completa de todo tu ser que es luz, amor y abundancia en su más pura expresión.

Esto es lo que yo he hecho, para cada idea o proyecto, medito, visualizo, afirmo, decreto, escribo, pido guía al universo, cuido de mí, relajándome estirando mi cuerpo, comiendo saludable y regalándome momentos de dispersión y diversión. En términos generales, teniendo un estilo de vida que me permita vivir haciendo lo que realmente amo y fluir con su constante cambio, adaptándome a lo nuevo con creatividad y confianza. Y sobre todo, cambiar de perspectiva, frente a cada tormenta, pongo mi mente, mi cuerpo en calma y conecto con la sabiduría del espíritu para que me muestre cuál es el regalo de esa situación y así aprender cada día más cómo ser recursiva ante la vida.

Esto es emprender desde el alma.

Y tú ¿eres una emprendedora?

 

 

 

Leave your comment

Login

Lost your password?