UN MENSAJE DE LA ABUNDANCIA

UN MENSAJE DE LA ABUNDANCIA

El punto es que la abundancia no se trata de lo que tienes, sino de cómo lo vives, la abundancia es tu forma de relacionarte con la vida.

 

Tengo tanto que contarte sobre la abundancia que siempre me emociona abrir los espacios para hacerlo, la abundancia es un tema que causa gran conmoción en nuestra vida, unas veces parece que la tenemos ahí en nuestras manos y luego vemos como se esfuma.

El punto es que la abundancia no se trata de lo que tienes, sino de cómo lo vives, la abundancia es tu forma de relacionarte con la vida.

La vida es naturalmente abundante, la tierra es naturalmente abundante, por ende, nosotras como hijas de la tierra, nuestra naturaleza es ser abundantes, pero nos hemos desequilibrado en nuestra energía y eso ha cambiado nuestra forma de relacionarnos y nuestra forma de percibir el mundo.

Todo lo vemos como un hacer, como un tener, como un correr a alcanzar algo.

La abundancia es aprender a estar en el presente, la abundancia es el estado más puro de conexión, rendición, apertura y confianza en la vida y, todas estas son cualidades de una energía femenina sana y lo mejor es que no tenemos que hacer absolutamente nada. No se trata de que tenemos que convertirnos en alguien diferente a quien ya somos, lo que se trata es que olvidamos quienes somos y hay que recordarlo.

Esa es mi misión como un canal para que esos recordatorios que quieren hacerte las Diosas como representantes y portadoras de la sanación de la energía femenina quieren entregarte y lo único que tienes que hacer es permitir que esta información y esta energía ingresen en ti y haga su trabajo.

 

Entre más relajada estés y menos mente se interponga entre tú y los nuevos códigos de abundancia, más rápido verás los cambios, primero adentro y luego poco a poco como un día que va amaneciendo vas viendo la abundancia en tu vida diaria y en tu entorno.

 

Si desde ya te permites hacer lo que te gusta, mantenerte conectada a ese momento y cultivas ese estado de presencia y placer, la abundancia aparecerá ante ti y no porque estés haciendo algo para que aparezca, este es otro pensamiento y falsa creencia de condicionamiento que tenemos grabadas desde niñas “si te portas bien tendrás recompensa”, “si meditas tendrás paz”, “si te pones linda tendrás atención de los chicos”, “si te conectas con tal energía entonces obtendrás algo”, etc.

Algo clave para vivir tu abundancia es NO ESPERAR NADA A CAMBIO DE…

No hagas prácticas para ser abundante, no hagas este curso para ser abundante. Tú ya eres abundante y como te dije al principio, mi misión es ayudarte a recordarlo. No serás más abundante porque hagas más, eres abundante cuando estás alineada a tu verdad, a tu esencia, cuando fluyes a tu propio ritmo, con tus ciclos, cuando descansas en la vida con la plena confianza de que te será dado todo, de que lo mereces todo, de que tienes todo el valor para apostarle a tu mejor realidad en este plano universal. Y eso no se logra haciendo, se logra fluyendo, el fluir es la danza perfecta entre el yin y el yang, entre la inspiración y la acción, entre lo femenino y lo masculino.

Lo femenino inspira al masculino, si el masculino, es decir la acción, no está inspirada, es una acción vacía, sin raíz y sin enfoque y solo la inspiración sin acción es energía dispersa, demasiado volátil que no encuentra una base para germinar y materializarse. Recuerda, la vida es un compuesto, es una danza, es una alquimia.

Así es como he aprendido a manejar todo en mi vida, mi emprendimiento, mi maternidad, todo lo que hago diariamente, desde el desayuno. He aprendido a que la presión solo existe en mi mente y eso me muestra escasez, escasez de tiempo, escasez de recursos, escasez de placer. La tensión me mantiene en la pre-ocupación y  no encuentro las respuestas claras que, en un estado de completa relajación y confianza pueden convertirse en ideas geniales, inspiraciones divinas que te lleven a experimentar tu abundancia y tu relación abundante con el mundo. Al principio hay que tener mucha paciencia, no desesperes, pero no lo hagas esperando llegar a algún punto porque eso solo hace más largo el camino y te pone la abundancia como una meta lejana, procura disfrutar al máximo este momento, cada meditación, cada respiro, cada mensaje, cada experiencia y no vas a correr hacia la abundancia, la abundancia empezará a fluir de ti cada vez con más facilidad.

Y es desde aquí desde donde nace y regresa Mujer Abundante, si estás lista para experimentar este trabajo energético, bienvenida, la energía de la Diosa y tu Diosa interior te guiarán hacia ese encuentro con tu Mujer Abundante.

 

 

CONOCE EN DETALLE EL PROGRAMA DE MUJER ABUNDANTE AQUÍ

 

 

 

 

 

Leave your comment

Login

Lost your password?