TENGO LA ESPERANZA DE QUE TODO TOME FORMA

TENGO LA ESPERANZA DE QUE TODO TOME FORMA

Aquí estoy, una vez más en este lugar donde me siento más yo que nunca. Mi blog, mi amado blog con el que empezó todo esto.

Desde anoche una pregunta tomó forma, una pregunta que como energía ya me venía rondando, anoche la pude sentir en palabras. Me pregunté y me dormí haciéndome esta pregunta ¿qué es lo realmente esencial en LA vida?

No, no dije MI vida.

LA vida, la vida en general…

Y aún no tengo respuesta; al igual que la pregunta, solo puedo sentirla, pero aún no puedo traducirla. Supongo que, al igual que todo, también irá tomando forma.

Por ahora, volver a compartir desde este espacio que es seguro para mí, se vuelve algo esencial.

Por ahora, soltar las “grandezas” y solo permitirme respirar, se vuelve algo esencial.

Por ahora, dejar de pensar en el futuro y abrazar lo que me gusta hacer ahora, se vuelve algo esencial.

Por ahora, escucharme se vuelve algo esencial

Por ahora, dejar que mi corazón hable y me guie, se vuelve algo esencial.

Y así, voy dejando que todo lo que me pesa muera; eso incluye mi vida, mi trabajo, mi autoexigencia devoradora.

Autoexigencia, esa voz que aprisiona el corazón y presiona la mente; esa energía que no deja espacio para nada más que para un constante reaccionar frente a la vida; esa carga que se vuelve aún más pesada y que en realidad, no nos va a llevar a ninguna parte.

La vida se construye ladrillo a ladrillo, pero también es cruel y real, la vida destruye muros de un solo soplo. Todo lo que alguna vez “creímos” haber construido.

Y a mi me alegra que así sea, porque la vida es sabia y si algo que sabe muy bien es hacer espacio.

Hacer espacio es lo que estoy – no sé si la palabra indicada sea haciendo – permitiendo, esa es la mejor palabra, permitir espacio; es lo que estoy permitiendoMe, escucharme hace parte, liberar hace parte. Por ahora, hacer espacio me da la posibilidad de disfrutar de lo esencial, que no siempre es lo más productivo, que no siempre es lo que otros esperan, ni lo que yo misma espero; no siempre es lo que imaginé o esperé de mí misma; pero es lo que me da tranquilidad ahora.

Y por eso, mi escritura es importante, poder ir narrando la vida con palabras que se lleva el viento, porque nada queda en la tierra, sino en la memoria, y las palabras se borran. Este blog desaparecerá en unos meses y luego, quizá construya otro. Pero esta memoria tocará vidas, principalmente la mía. Recordaré que un día volví aquí porque necesitaba encontrarme, y quizá luego, creyendo que tengo todo resuelto abandone lo esencial para después verme perdida una vez más buscando lo que nunca debemos dejar ir: aquello que nos hace verdaderamente felices, aunque en apariencia parezca no llevarnos a ningún lado, porque simplemente nunca hemos necesitado ir a ningún lado, siempre hemos querido estar en casa.

Así que gracias por leer y por estar aquí.

Quiero contarles que también he estado explorando diferentes formas de escritura. Este estilo que tengo es cómodo y natural para mí, pero también he querido retarme y escribir cosas que siempre he querido pero que me incomodan y me mueven de mi zona de confort. Escritos que empiezan con fluidez y luego se estancan y luego me sacan de mi centro y me hacen querer dejarlo todo. Escritos que me empujan a revisar nuevamente ¿qué es lo verdaderamente esencial? ¿por qué se estancan si van tan bien?

Para eso si creo tener respuesta:

Porque después de un tiempo de tan solo dejarme llevar y divertirme, luego pienso en ¿y ahora qué voy a hacer con esto? ¿dónde los voy a publicar? ¿qué título van a llevar? … y todas esas preguntas adultas que confunden la creatividad de un niño.

¿y qué vas a hacer con tu vida? ¿y en qué vas a trabajar? ¿y de qué vas a vivir?

Por eso mis “nuevos escritos” me han estado abandonando, pero soy algo terca, así que siempre trato de reconquistarlos y decirles que esta vez no los voy a acosar con preguntas, solo voy a dejar que me digan lo que me quieren contar – tal como lo estoy haciendo ahora – solo que con un estilo más cómodo y relajado. Y también lo que me imagino seguir haciendo, lo que es esencial en este momento para mí:  compartir sin aspiración alguna más de la que aquellas personas que les gusta lo que escribo lo lean.

Y por supuesto, para financiar todo esto creo que mi adulto interior ha creado un plan. Después de todo ¿quién tiene tiempo para escribir en un blog? ¿quién tiene tiempo para dedicar tiempo a algo que ama cuando hay tantas cuentas por pagar?  

Y antes de irme despidiendo quiero que lean la siguiente reflexión:

 

“… se llevan también un kayak sin estrenar. Su dueño, tras haber hecho un cursillo de unas semanas, decidió que ya era el momento de tener el suyo propio y lo compró. Lo que no pudo comprar fue el tiempo para utilizarlo…”

Libro: El Regalo, Eloy Moreno

 

Nadie dijo que la vida creativa sería fácil, pero después de todo, nada lo es. Así que mejor…

 

Se los contaré pronto – no por dejarlos con la expectativa – sino porque aún tampoco lo puedo traducir claramente con palabras, pero sé que mi adulta tiene un plan y que siempre se las ingenia para que resulte encantador para todos los involucrados.

Saben, he pasado toda mi vida haciendo lo que amo, el problema surge cuando empiezo a presionar a “aquello que amo” y sin darme cuenta, dejo de amarlo, me vuelvo una acosadora para que siempre me de más. Creo que nos pasa a todos en todo ámbito de nuestra vida y de nuestra existencia, incluso con nosotros mismos, dejamos de amarnos para empezar a presionarnos y a exprimirnos. Por eso estoy convencida de que algo lindo saldrá de todo esto.

Tengo muchas cosas que organizar, he querido cambiarle el nombre a todo, sé que mi página web solo estará disponible un tiempo más y que todo lo que me había contado se irá transformando. A diferencia de otras veces que sin piedad voy derrumbando todo para poner encima lo nuevo, esta vez, solo quiero, como les conté párrafos arriba, ir haciendo espacio, y ese espacio lo iré haciendo en  mi vida, dándole voz a todo lo que quiera nacer y – espero – cuando menos me de cuenta, al igual que la tierra, el movimiento de las placas tectónicas con todo temblores y terremotos, le habrá dado una nueva perspectiva que se traduce en forma.

No me alargaré más, si te ha gustado, seguro puedes esperar más de estos escritos en los próximos días…

Con amor Diana Bernal.

Pdta: espero también en algún momento también tener el valor de compartir mis nuevas exploraciones.

Por ahora te adelanto que estaré volviendo a hacer encuentros presenciales, encuentros que me nutren y me sostienen y también compartir esta nutrición energética y espiritual para quien lo necesite. Estaré compartiendo detalles de estos encuentros por mis redes sociales, por el grupo de whatsaap y por mi blog cuando sea necesario para que si te animas puedas participar.

Que tengas un lindo día.

 

 

Leave your comment

Login

Lost your password?